Menú Cerrar

Por qué le pidieron a David Luna y a Cambio Radical declararse impedidos en la votación de los impuestos a bebidas azucaradas

infobae

NOTA DE INFOBAE 18 -10- 2022/ FOTO DE INFOBAE

El Colectivo de Abogados José Alvear Restrepo radicó una solicitud a las directivas del Congreso asegurando que esa colectividad se vería beneficiada si se hunden los llamados “impuestos saludables”

Los impuestos a las bebidas azucaradas ha sido uno de los temas más polémicos de la reforma tributaria que promueve el gobierno del presidente Gustavo Petro. Ahora, les salió un lío a varios congresistas que estarían pensando en no apoyar ese proyecto debido a que los acusan de tener un conflicto de interés.

El Colectivo de Abogados José Alvear Restrepo (Cajar) envió un duro jalón de orejas a los congresistas que, para hacer sus campañas al Senado y la Cámara, recibieron dineros de las empresas que fabrican las bebidas azucaradas.

Para los litigantes, esta es una clara muestra de que tienen conflictos de intereses y por eso les piden que se declaren impedidos para votar negativa o positivamente en uno de los proyectos insignias del gobierno Petro.

En los nombres de los legisladores que tendrían esta supuesta inhabilidad está el senador David Luna, de Cambio Radical, que habría recibido fondos de empresas como Bavaria, que le donó 81 millones;, Azúcar Manuelita, que le dio 18 millones; y Postobon, que entregó 90 millones. Esos dineros le permitieron financiar varias labores de su campaña, con la que logró ganar una curul en marzo pasado.

“Uno de los casos más preocupantes es el del Senador David Luna de Cambio Radical que constantemente ha salido a demeritar el valor del impuesto a las bebidas endulzadas, pero no ha sido transparente informándole a la ciudadanía que recibió dinero de más de 190 millones de pesos de empresas que cuya actividad esta atravesada por el impuesto saludable”, denunció la abogada del Cajar.

Senador David Luna / (Colprensa / Sofía Toscano)Senador David Luna / (Colprensa / Sofía Toscano)

Inclusive, dentro del material que probaría los millonarios fondos de parte de esas empresas, también muestran que no solo los parlamentarios recibieron esos dineros sino que el mismo partido, que es dirigido por Germán Vargas Lleras. Para ello, adjuntan los formatos que entrega el Consejo Nacional Electoral (CNE) donde se evidencia que, por ejemplo, a Cambio Radical les llegaron estos dineros en la campaña legislativa:

-607 millones de pesos de Bavaria

-54 millones de pesos de Ingenio Pichichi

-36 millones de pesos de Azúcar Manuelita

-14 millones de pesos de Riopaila

A partir de estos documentos, los litigantes solicitan que, “si en sus campañas políticas recibieron dineros de la industria de bebidas endulzadas y ultra procesados, hay un claro conflicto de interés. Nuestro llamado es que Senadores y Representantes se declaren impedidos y se les acepte el impedimento para votar el proyecto que grava la comida chatarra y las gaseosas”, advirtió Yessika Hoyos, abogada del Cajar.

La defensa de los citados juristas es para lograr que, por fin, en Colombia haya impuestos que le sirvan a la salud de los ciudadanos. Por ello, le piden a las directivas del Congreso como Roy Barreras, presidente del Senado y David Racero, presidente de la Cámara, que apoyen su iniciativa.Según proyecciones, un impuesto a bebidas azucaradas podría recoger entre 1,5 y 2 billones.. FOTO: ARCHIVO PARTICULARSegún proyecciones, un impuesto a bebidas azucaradas podría recoger entre 1,5 y 2 billones.. FOTO: ARCHIVO PARTICULAR

Lo que buscan es que le exijan a los congresistas que no apoyarían esos proyectos que se declaren impedidos, dado que muchos de ellos no respaldarían un mayor gravamen porque afectaría a quienes les dieron dinero para lograr llegar al Congreso de la República en alguna de sus dos corporaciones.

“Los voceros de la sociedad civil hoy cuestionamos la presión de los gremios y de la industria que han realizado un lobby sin precedentes en la historia de Colombia para impedir que tengamos impuestos saludables como los que ha recomendado la OMS en búsqueda de contribuir a la salud pública de los colombianos y colombianas”, cuestionó Hoyos.

Sobre los impuestos que tendrán las bebidas, la reforma tributaria quedó en que si una bebida azucarada tiene menos de 6 gramos de azúcar por cada 100 mililitros no tendrá que pagar ningún impuesto en 2023 y en 2024. Por el contrario, los que superen esos niveles asumirán un costo de 18 pesos; los que sobrepasen los 10 gramos tendrán que tributar 35 pesos. No se descarta que haya cambios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *