Menú Cerrar

“Congresista No permita otra vez el MANGONEO de la industria de bebidas endulzadas”: Pide el Cajar en el Congreso de la República.

MANGONEADA

Bogotá, Septiembre 14 del 2022 (@CCajar – #DulceVeneno). Repartiendo mangos saludables a los congresistas y con un enérgico llamado a no dejarse mangonear por la industria, el  Colectivo de Abogados José Alvear Restrepo – CAJAR invitó hoy a los Senadores y Representantes a la Cámara a votar de manera favorable el impuesto a las bebidas endulzadas.

La vocera de la campaña “Dulce Veneno, el antídoto es la verdad”, Yessika Hoyos Morales explicó que la intención de llevar una carreta artesanal con mangos reales y algunos volantes con forma de esta fruta a los congresistas donde se lee “#ImpuestoSaludableYa, tiene como fin transmitir las voces de miles de colombianos y colombianas que están de acuerdo en que se imponga un impuesto a las bebidas azucaradas que afectan nuestra  salud.

“Congresistas confiamos en ustedes, no se dejen MANGOnear, no permitan la interferencia de la industria de bebidas endulzadas en contra del derecho a la salud”, fue el mensaje que se escuchó por los pasillos del Congreso de la República.

Y agregó que no debe dilatarse más la aprobación de un impuesto a las bebidas endulzadas como lo propone en la reforma tributaria el gobierno de Gustavo Petro.

“Es una medida necesaria para detener el aumento de las enfermedades no transmisibles asociadas al consumo de estas bebidas. Hemos promovido desde hace varios años este impuesto basado en la evidencia sin conflicto de interés y tratando de derrotar la interferencia de la industria. Este es el momento en el que el Congreso debe aprobarlo”, enfatizó la abogada.

El Cajar compartió también con algunos congresistas la investigación “Interferencia corporativa a los impuestos saludables”, donde se explica el caso México el cual fue el primer país de Latinoamérica en implementar el #ImpuestoSaludableYa, y que al igual que Colombia, enfrentó prácticas de interferencia de las industrias de bebidas endulzadas ultra procesadas.

“La interferencia de las industrias representan un riesgo para las democracias y los derechos humanos en la región”, puntualizó Hoyos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *