Menú Cerrar

LAS JUGADITAS DE LA INDUSTRIA Y EL GOBIERNO DUQUE PARA EVADIR LA IMPLEMENTACIÓN DE LA #LEYCOMIDACHATARRA

INTER
  • En Medellín: El Cajar realiza el estreno del documental Interferencia”: La historia que la industria de la comida chatarra no quiere que veas.

*Medellín, Diciembre 2 del 2022 (@CCajar – #DulceVeneno).* Los tentáculos que la industria movió en el gobierno de Iván Duque para impedir la implementación de los sellos octogonales en comestibles ultra-procesados y bebidas endulzadas, quedaron registrados para la historia de Colombia en el documental “Interferencia”, una producción en la cual se demuestra la lucha incansable que libran las organizaciones sociales por el derecho a la salud.

“Recopilamos estas malas prácticas en el caso de las industrias de comestibles y bebibles chatarras que interfirieron en la reglamentación e implementación de la Ley 2120 o “Ley de Comida Chatarra. Demostramos con hechos reales cómo la industria interfiere y co-gobierna”, indicó Yessika Hoyos, abogada del Colectivo de Abogados José Alvear Restrepo, Cajar, y vocera de la campaña Dulce Veneno: el antídoto es la verdad.

El documental se realizó en el marco de la labor de defensa y promoción de los derechos humanos que realiza el Colectivo José Alvear Restrepo. Durante más de 2 años se desarrolló una minuciosa labor de investigación y documentación de cómo la interferencia y la captura corporativa afectan la democracia y los derechos humanos, en particular los derechos a la alimentación, la salud y el ambiente sano.

Yessika Hoyos recordó que según la Declaración del Relator Especial sobre el derecho a la salud de las Naciones Unidas las enfermedades no transmisibles son uno de los mayores desafíos de este siglo.

“Como parte de sus obligaciones con respecto al derecho a la salud, los Estados deben abordar los factores de riesgo de las Enfermedades No Transmisibles asociadas a la dieta, y promover marcos para que la industria de bebidas y alimentos provean información precisa, fácil de entender, transparente y comprensible sobre sus productos. El etiquetado frontal de advertencia son una gran necesidad en lo que a esto respecta y lo mejor son los sellos octogonales que aún siguen en veremos en Colombia”, replicó Hoyos Morales.

De otro lado, argumentó que el mejor sello frontal de advertencia es el octogonal dado que genera una alerta al consumidor y acapara su atención para informarse sobre lo que está consumiendo.

“Así como las señales de tránsito como los pare o las alertas por derrumbes, piso liso o ondulaciones en las vías son hexágonos, porque permiten capturar la atención del ciudadano y lo alertan sobre un peligro; los sellos octogonales, según evidencia científica, son los mejores para advertir exceso de azúcares, sodio, grasas saturadas y calorías. La industria se ha empecinado en que sean circulares, todo para bajarle la atención del consumidor”, precisó la abogada.

Finalmente, el Cajar solicitó al Ministerio de Salud propender por el bienestar de las y los colombianos para tomar medidas a favor de las familias colombianas con campañas de alimentación saludable que permitan aportar al consumo de frutas y de verduras producidas en el campo propendiendo por una seguridad alimentaria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *