Menú Cerrar

Proyecto de ley de comida chatarra está a un paso de convertirse en realidad

octagonos

NOTA DE REVISTA SEMANA 21-05-21/ FOTO INFOMARKETING

Al proyecto que pretende implementar una etiqueta en alimentos altos en azúcares, sodio y grasas, solo le falta ser discutido en la plenaria del Senado.

El proyecto conocido como “ley de comida chatarra” fue discutido y aprobado en las últimas horas en la Comisión Séptima del Senado con el fin de que los productos con excesos de azúcar, sodio o grasas tengan un etiquetado de sellos frontales que advierta al respecto.

El objetivo de la medida es generar una prevención en salud que contribuya a la alimentación de los colombianos, especialmente de los menores de edad. Ahora, solo le falta el último debate en el Senado, y de aprobarse, se convertirá en Ley de la República.

El congresista Mauricio Toro, de la Alianza Verde y coautor de la iniciativa, celebró su avance que por primera vez llega tan lejos en el Congreso. En legislaturas pasadas se había hundido en debates previos. El parlamentario aseguró que es una muy buena noticia para la salud de los colombianos y que se alinea a una tendencia global que está respaldada por la Organización Mundial de la Salud.

“Con este proyecto estamos garantizando que los colombianos tengan información honesta, sencilla, para cuidar su salud, y poder tomar decisiones sobre el consumo o no de productos con excesivos niveles de azúcar, sodio, grasas y edulcorantes”, afirmó el representante a la Cámara.

La senadora Nadia Blel, ponente del proyecto en el Senado, también destacó su avance. “Es necesario poder definir de manera responsable medidas para prevenir las enfermedades crónicas no transmisibles, las cuales se relacionan con malos hábitos alimenticios debidos -en su mayoría- a la amplia disponibilidad de comestibles y bebidas ultraprocesados”, comentó la senadora del Partido Conservador.

Agregó que en medio de la pandemia se ha vuelto aún más importante el cuidado de la salud y prácticas que promuevan la alimentación saludable, especialmente hacia los menores de edad.

“Con este proyecto de ley buscamos que los colombianos tengan información clara de los alimentos que compran y consumen a través del etiquetado frontal”, aseguró la senadora.

Sobre la medida, varios países en el mundo y en Latinoamérica, como México y Chile, ya lo han implementado. Toro dice que no había logrado avanzar previamente por el lobby al que se ha enfrentado.

“Luego de tres intentos en los cuales el proyecto había sido archivado por el lobby de la industria antes de su primer debate, en esta oportunidad hemos logrado con el apoyo de casi todos los partidos políticos sacar adelante una propuesta que es urgente y necesaria para promover mejores hábitos de alimentación”, aseguró Toro.

Además de los etiquetados en los empaques que estipula el proyecto, el parlamentario hizo una proposición que también fue aprobada, en la que pide que esta advertencia se haga en toda la publicidad que se realice del producto, con el fin de advertir a través de todos los canales que puede tener altos índices de grasa, sodio o azúcares.

Dentro del proyecto también se contempla que el Ministerio de Salud deberá optar por un reglamento que defina cómo debe ser este etiquetado de productos ultraprocesados, pero se pide que sea un sello sencillo, frontal y claro.

Toro agrega que los que se oponen al proyecto han argumentado que no apoyan la iniciativa porque podría terminar afectando gravemente las ventas de la industria comestible y de bebidas azucaradas, pero él aclara que no será así. “Hemos insistido de todas las formas posibles, en aclarar que este proyecto no prohíbe la venta, comercialización y publicidad de absolutamente ningún producto”, comentó.

Dice que lo único que se exige es que se informe a los consumidores de una forma clara y concreta cuando el producto tiene exceso de estos componentes. “Es el consumidor quien tomará la decisión de comprar o no comprar, usando información clara y suficiente. La experiencia chilena ha demostrado que la industria no se afectará, y por el contrario, se beneficiará mucho la salud de los ciudadanos”, aclara Toro.

Su avance también fue celebrado por otros congresistas que han respaldado el proyecto. “Siempre es bueno avanzar en la discusión y más cuando es en favor de la salud pública, debemos trabajar en más políticas como esta, que protejan la salud de las niñas, niños y adolescentes”, comentó el senador Juan Luis Castro, también del Partido Verde.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *