Menú Cerrar

Por qué los niños que toman bebidas azucaradas pueden tener problemas de memoria en la edad adulta

getty

NOTA DE EL DIARIO NY 02-04-21/ FOTO DE GETTY

El consumo de azúcar durante la niñez puede afectar la memoria cuando se llegue a la edad adulta; los investigadores revelan por qué sucede y aún desean saber si es posible revertir el daño

Por qué los niños que toman bebidas azucaradas pueden tener problemas de memoria en la edad adulta
Niños y adolescentes no deben beber más de 8 onzas de bebidas azucaradas a la semana, recomienda la AHA.

El consumo de azúcares añadidos en los niños puede hacer que tengan una memoria deteriorada en la edad adulta. Las bebidas azucaradas como los refrescos son la fuente principal de azúcares agregados en la dieta de los estadounidenses, casi dos tercios de los jóvenes consumen al menos una bebida azucarada al día.

El niño estadounidense típico come aproximadamente el triple de la cantidad recomendada de azúcares agregados, la mitad de los alimentos y la mitad de las bebidas, según comparte la Asociación Americana del Corazón.

Un nuevo estudio realizado por investigadores de la USC Dornsife, Universidad de California y la Universidad de Georgia en Atenas muestra cómo es que el consumo de las bebidas azucaradas en la niñez afecta la función de la memoria en el futuro.

Las bebidas azucaradas no solo son los refrescos, son cualquier bebida con azúcar agregada u otros edulcorantes. Esto incluye refrescos, ponche de frutas, limonadas, bebidas endulzadas en polvo, así como bebidas deportivas y energéticas.

¿Cómo afecta a la memoria el consumo de bebidas azucaradas durante la niñez?

Los cambios en el microbioma intestinal son la clave. Una dieta rica en azúcar refinada puede promover alteraciones en los microorganismos intestinales saludables. Entonces, los investigadores averiguaron si existe un vínculo directo entre los cambios en el microbioma y la función de la memoria.

El microbioma son billones de microorganismos o microbios que viven en nuestros cuerpos, principalmente en los intestinos.

Los científicos dieron a ratas adolescentes acceso libre a una bebida endulzada similar a las que beben los humanos. En comparación con las ratas que solo bebían agua, cuando las ratas que consumían bebidas azucaradas se hicieron adultas, tenían más dificultades con la memoria.

Hubo diferencias entre el microbioma de las ratas que beben azúcar y las que solo bebieron agua. Las ratas bebedoras de azúcar tenían poblaciones más grandes de dos bacterias intestinales: Parabacteroides distasonis y Parabacteroides johnsonii.

Luego se hizo la prueba que comprobó que el origen de los problemas en la memoria está en los cambios en la microbiota. Trasplantaron la bacteria Parabacteroides a ratas adolescentes que solo bebían agua. Cuando se hicieron adultas, las ratas que recibieron la bacteria mostraron deterioro de la memoria al igual que las ratas que bebían .

Ahora los investigadores pretenden determinar en un futuro si mediante el cambio de hábitos, como comer una dieta más saludable es posible revertir el daño a la memoria causado por el consumo elevado de azúcar en una etapa temprana de la vida como la niñez y adolescencia.

Limitar azúcares para procurar la buena memoria y un corazón sano

Los niños menores de 2 años no deberían tener azúcares añadidos. Las familias pueden comenzar a entrenar las papilas gustativas de sus hijos temprano. “Los niños están desarrollando hábitos alimenticios y preferencias gustativas que durarán toda la vida” publica la AHA.

La AHA señala que los niños y adolescentes deben consumir menos de 6 cucharaditas de “azúcares añadidos” al día y no beber más de 8 onzas de bebidas azucaradas a la semana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *