Menú Cerrar

Apoyo del Gobierno y la OMS a la ley y evidencia científica pesaron más que lobby de la industria.

Nota de El Quindiano

El pasado martes 22 de octubre, el Congreso de México aprobó por mayoría un proyecto de ley para la implementación de sellos frontales de advertencia para indicar cuando un producto ultraprocesado es alto en nutrientes críticos como azúcares, sodio o grasas. Después de una lucha abanderada por varias organizaciones de la sociedad civil que lleva más de 6 años, y que recientemente contó con un decidido respaldo de gobierno, la Organización Panamericana de la Salud y Unicef, finalmente este país está a punto de contar con una política para proteger el derecho a la salud y a la que solo le falta ser sancionada por el Presidente de la República para ser ley.

Alejandro Calvillo, director de El Poder del Consumidor, celebró que se haya privilegiado el interés de la salud pública por encima de los intereses comerciales de unos cuantos, los cuales han afectado gravemente la salud de los mexicanos y agregó: “Hoy es un día histórico para los mexicanos después de sexenios pasados en los que ha quedado en el olvido el derecho a la salud”.

Sello frontales

De esta forma, México se une a países como Chile, Uruguay y Perú donde se vienen implementando los sellos frontales y donde ya hay evidencia de su efectividad. En el caso de Chile, primer país en implementar la medida, “el 92,9% declara entender la información que entregan los sellos y el 79,1% afirma que los sellos de advertencia afectan su decisión de compra” (Min. Salud Chile, 2018).

La evidencia científica sin conflicto de interés ha identificado que para favorecer la alimentación sana y controlar los crecientes índices de sobrepeso y obesidad en la niñez y la adolescencia, los países deben implementar políticas públicas efectivas, entre las que se encuentran la implementación de sellos frontales de advertencia y la restricción de publicidad de productos ultraprocesados dirigida a niñas, niños y adolescentes.

Colombia

En Colombia desde el 2017 varias organizaciones de la sociedad civil vienen promoviendo en el Congreso de la República iniciativas legislativas enfocadas en detener los altos índices de obesidad especialmente en niñas, niños y adolescentes, los cuales, según el Ministerio de Salud, vienen creciendo a pasos agigantados. Entre el 2010 y el 2015 el sobrepeso en niños y niñas de 5 a 12 años ha aumentado de 18,8% a 24,4% datos que son especialmente alarmantes en las regiones y poblaciones más vulnerables del país.

Desde agosto de este año, organizaciones de la sociedad con el apoyo de varios congresistas de diferentes partidos políticos vienen promoviendo un paquete de medidas saludables que incluye la #LeyComidaChatarra que busca restringir la publicidad de productos no saludables dirigida a niñas, niños y adolescentes mientras les advierte si son altos en azúcar, sodio o grasas saturadas.

Llamado

Así mismo, Red PaPaz a través de su mensaje de bien público No Comas Más Mentiras, Colombia necesita la #LeyComidaChatarra hace un llamado al Estado colombiano para que regule la publicidad de comida chatarra dirigida a menores de 18 años firmando una petición en línea (disponible en www.nocomasmasmentiras.org) y que hasta el momento cuenta con el apoyo de 121,202 personas.

Grave

Para Carolina Piñeros Ospina, directora Ejecutiva de Red PaPaz, “la situación de Colombia es muy grave; el aumento en el consumo habitual de ultraprocesados, y los altos índices de sobrepeso y obesidad en niñas y niños entre 5 y 12 años entre el 2010 y 2015 es muy preocupante, más aún por lo que nuestro país NO ha asumido ninguna de las políticas costo efectivas recomendadas por la evidencia y los organismos internacionales que protegen la salud y la niñez. ¿Qué esperamos?, ¿a qué la situación sea irreversible?, ¿quién y cómo se van a pagar los costos de no hacer nada?, ¿a quién le favorece que nada cambie? Necesitamos unos políticos que le apuesten decididamente a la salud de nuestros hijos”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *